viernes, 6 de julio de 2012

MicrOmundis en Familia


Visitar pequeños mundos de poesía, magia, misterio y sensibilidad,

fue la invitación al Encuentro de Arte en Familia en la muestra

MicrOmundis. En una hermosa tarde de domingo invernal con

mucha gente visitando el Parque y el Centro de Arte, emprendimos

el recorrido por la muestra, deteníendonos en las obras de

Valeria Dalmon , Hernán Soriano y Eduardo Zabala.



Las obras de Valeria Dalmon de la planta baja, Pájaro y Cacería, nos acercaron a su universo poético vinculado al mundo de los cuentos populares y la naturaleza. Ante la pregunta -si fuera una película qué clase de película sería-, uno de los chicos enseguida contestó, "Scooby Doo", aludiendo al clima de misterio que sobrevuela en la obra. Ya en la sala donde ésta continúa, después de observar las distintas escenas, se armaron diálogos entre los personajes. Fue entonces cuando la escena de "Joseph" (la liebre), despertó comentarios diferentes, uno de tono festivo "después de tanta fiesta al fin voy a descansar" y otro melancólico "¿por qué todos tienen brazos y yo no?. 

Fantasmagoría de Hernán Soriano posibilitó desplegar un entretenido juego de sombras, tomando el procedimiento de reproducción de imágenes que propone la obra, basado en recrear la tecnología de los primeros juegos ópticos del siglo XIX. Cuatro escenas diferentes permitieron abrir la imaginación y la creatividad de los distintos grupos participantes.

La última estación fue Todo vive de Eduardo Zabala, allí luego de recorrer atentamente las obras, frente algunas pinturas se escucharon comentarios como:
"Es una guerra de monstruos"
"Es una guerra de zombis"
"Son los piratas del Caribe"

Luego, encaramos un trabajo corporal que partió del reconocimiento de la propia mano en cuanto a su estructura y flexibilidad, para progresivamente tomar consciencia sobre otras partes del propio cuerpo. Allí pudimos escuchar:

“Las uñas son como las puertas del cuerpo y nuestros ojos las ventanas”
Como paso siguiente compartimos  un trabajo en parejas para luego mezclarnos con todo el gran grupo y experimentar con nuestros cuerpos, las nociones de elasticidad, fusión y transformación presentes en las pinturas y esculturas. Finalmente, nos entregamos a un cálido diálogo con Eduardo Zabala quien luego de mostrar el material plástico con el que trabaja y relatar el procedimiento que utiliza para transformarlo, conversamos sobre el trabajo del artista y las ideas que se desprenden de su obra en relación a los distintos tipos de vida que integran y hacen posible nuestro entorno.   Una tarde donde compartimos asombro, creatividad y distintas maneras de ver el mundo.
Educadoras: Andrea Bontas, Laura Romano, Ana Luz Chieffo


1 comentario:

  1. Me encanta!!!! quiero ir, las felicito mucho por el gran trabajo que hacen, abrazo!

    ResponderEliminar